autismo, logopedia, diversidad funcional, hermanos

Hermanos: ¿los grandes olvidados?

Hermanos de personas con diversidad funcional: ¿los grandes olvidados?.

A. es hermana de una niña con TEA, creedme no es nada fácil. E. es un hermano de un niño con Síndrome de Down y tampoco es tarea fácil. Ambos hermanos están despistados, quieren a sus hermanos pero a veces... no es fácil.

En estos años he podido convivir, observar y escuchar a hermanos mayores y hermanos pequeños; ellos son muy importantes dentro de las terapias tanto por la necesidad que tiene de comprender como de ser protagonista.

"¿Cuándo juegas conmigo?", "¿Puedo yo?"

Hay muchos adultos que creen que los hermanos saben, entienden y "están acostumbrados". ¿Acostumbrados?, ¿a qué?

Acostumbrados a que se hable continuamente de su hermano, acostumbrados a acompañarles a sesiones, acostumbrados a algunas escuelas de hermanos que... (mejor me callo mi opinión). Acostumbrados en definitiva a ser ¿segundo plano?. Acaso son "los hermanos de..." : ¿los grandes olvidados?, ¿qué podemos hacer por ellos, para acompañarles, para darles luz en un camino que no sería fácil para nadie.

 Te cuento algunas ideas:

  • No des nada por hecho.
  • Explícale de forma que pueda entender: por qué su hermano no habla, por qué juega de otra manera, por qué mamá y papá le dedican tanto tiempo, por qué a veces todos parecen tan preocupados.
  • Enséñale maneras de "relacionarse" con su hermano y "hablar todos el mismo idioma": puede ser el que le enseñe la agenda diaria, le signe que jugar se acabó, muéstrale cómo responder a los intentos de comunicación a través de los SAAC, guíale para elegir los juegos que ya hace su hermano e invítale a involucrarse.
  • Manejar las habilidades sociales y todo es currículum "oculto" de los mayores no es fácil: dedícale tiempo "especial", enseñemos los turnos y las esperas a todos (mayores y adultos jejejeje), demuéstrale que todos (incluso su hermano con diversidad funcional) tenemos que cumplir normas y límites.
  • Dedícale tiempo para él:  "eres el jefe del juego" le digo yo muchas veces a los hermanos de mis campeones y campeonas. En mis sesiones intento dedicarles algún rato a solas, conmigo. Aprovecho para sensibilizar, ayudar a comprender y acompañarles en sus propias emociones y sentimientos. Todos tenemos derecho a "estar mal" o sentir que "esto no es justo". A ratitos se convierten en los jefes y casi en los "terapeutas asociados": enseñadores de signos, logopedas matemáticos, ayudantes de juegos.. en definitiva: protagonistas porque en familia aprendemos todos.

Si eres papá o mamá y estás leyendo esto, gracias. No es mi intención que comiences a "fustigarte": lo estás haciendo lo mejor que puedes con los recursos que tienes ;) y si necesitas más para eso estamos los profesionales.

Si eres compañero o compañera y lees esto, gracias. Quizá. no compartas mi visión, quizá si, o quizá te haya removido algo para que investigues sobre "prácticas centradas an el familia". 

Los hermanos no pueden ni deben ser los grandes olvidados sino los grandes aliados. Cuidado tampoco nos vayamos a pasar y les sobrecarguemos a responsabilidades. Nuestra labor es acompañarles en el proceso de comprender a sus hermanos y sobretodo sin darles una carga que no puedan llevar.

  Ideas para familias:

  • Implícale.
  • Ofrécele estrategias para lidiar con comentarios de terceros.
  • Compréndele cuando le tense la relación con su hermano.
  • Elogia su esfuerzo para que te sienta importante.
  • No caigas en la permisividad y evita el síndrome del dictador.

Los hermanos no son los grandes olvidados y no están "acostumbrados", son los protagonistas y jefes del juego ;)

María.

2 Comments

  • Hace 12 horas

    María

    Hola Mónica, cuánto lamento que te encuentres en esta situación. Quizá buscar algún tipo de acompañamiento para que puedas encontrar tu camino y sobre todo cómoda con tu vida.
    Un abrazo fuerte.
    María Bárzana.

  • Hace 10 horas

    Mónica

    Hola, yo soy hermana de una persona con parálisis cerebral y ahora con 28 años me doy cuenta de lo cortas que tengo mis alas ya que mi madre siempre quiere que esté con ellas para CUIDARLAS. No acepta que quiera tener mi vida aparte de ellas y se inventa dolores para que mi hermano pequeño y yo vayamos a casa. Me hace sentir culpable por no dar todo de mi con ellas (porque son un grupo) y por no ser cariñosa (no es mi forma de ser). Me supera la vida en este momento. Esto comenzó como hace 1 año y cada día es peor...

Añadir un comentario